viernes, 12 de septiembre de 2014

Escritores: ¿Seudónimo o nombre real?


Cuando alguien decide escribir una novela llega un momento en el que se plantea si debe usar su nombre real o un seudónimo para firmar la obra. Y he aquí que hay disparidad de opiniones y de hechos.

Algunos prefieren preservar su intimidad y firman la obra con un seudónimo. Otros con las iniciales, y muchos se inventan nombres en inglés.

En realidad pienso que hay más escritores bajo seudónimo que los que usan su propio nombre. Hace unas semanas estuve buscando autoras de romántica españolas, y pasé de pensar que se podían contar con los dedos de una mano a caer en la realidad de que hay mas de un centenar y algunas muy buenas.

¿Pero porqué me resultaban tan desconocidas? Porque usan un nombre anglosajón que me hacía pensar que venían desde el otro lado del océano.

¿Intimidad? ¿Fines comerciales? Esa es la historia.

Entendiendo que la romántica es un género que aún tiene algo de mala prensa por creer sus detractores que no es literatura de calidad, con lo cual, es posible que a alguien le de reparo que lo que escribe pueda caer en manos poco amigas y su trabajo pueda ser mas que criticado, vilipendiado en su círculo local.

Pero por otro lado tenemos el asunto de que si deseas preservar tu intimidad, al escribir un libro, quizás puedas tener suerte y terminar presentándolo en persona, y ahí la intimidad se cae de un plumazo. Tu imagen pasa a ser pública y saben quién está detrás.

Sin embargo yo abogo más a que este posible amor a los seudónimos se debe a fines comerciales, puesto que muy probablemente nos llama más la atención comprar un libro de Joan Clark que de Pepita Pérez.

Hasta la era de los ebooks de Amazon apenas teníamos una literatura prolífica en autores en cuanto a este género se refiere. El mundo se regía por Nora Roberts, Danielle Steel y poco más. No conocíamos a Megan Maxwell, Teresa Cameselle... dos nombres españoles que publican en papel y con editorial detrás.

Pero me planteo... ¿Si yo escribiera un libro cuál sería mi decisión?
En realidad es algo que hice hace muchos años y aunque nunca lo llegué a terminar y obviamente no fue publicado lo hice bajo seudónimo. Intimidad.

Y a la vez uno piensa que es una tontería, ya que una está dedicada a otra cosa en la vida profesional y el tiempo escasea, sería más que probable que el primer libro fuese también el último. Porque no nos engañemos, con el porcentaje de ganancia de un escritor o vendes las burradas de millones que venden Danielle Steel y Nora Roberts, o te tienes que buscar la vida por otro lado.

Lo que me lleva a pensar ¿No sería mas satisfactorio que llevase el nombre real en su portada? Ya fuera de papel o digital.

Si vosotros escribieseis un libro... ¿que opción tomaríais? 

Buen fin de semana, amig@s.

5 comentarios:

ANDI COR dijo...

Hola Maritere, yo precisamente publico con pseudónimo, tampoco oculto cual es mi nombre real y tú lo sabes. Elegí la opción de pseudónimo porque de algún modo quería preservar mi identidad, es una tontería y así lo dije en mi primera presentación pública en mi pueblo de toda la vida, pues al final como tú dices para terminar hablando delante de todos ellos cuando saben que soy Amparo la de tal y tal... En fin... En mi caso mi pseudónimo es un homenaje a mi familia, porque son lo más importante que tengo y cualquier cosa buena que yo haga en mi vida va dedicada a ellos. Y te explico su origen, por si no lo sabías (no sé si lo hemos hablado) Andrea + Diego + Cor, que es corazón en Valenciano (no solo mi tierra sino también el símbolo universal de amor), además del principio del apellido de mi señor marido. Un besazo.

Maritere dijo...

Pues siempre pensé en preguntártelo y al final nunca lo hice, dejándolo para hacerte una entrevista en el blog.

Pero me imaginaba que podía ser algo así, una combinación entre los nombres de personas familiares.

Pero claro, como comento, seguro que cuando tu lo publicaste en Amazon no te viste presentándolo en tu pueblo... bueno, en tu imaginación si, es obvio, pero no creíste que ese día llegaría fuera de la imaginación propia de un escritor.

Porque me pongo en tu lugar, y ese sería el caso.

Muchos besos, preciosa!

Alicia Alina dijo...

Ayúdame a crecer. Tengo entre manos un proyecto pocas veces visto, relacionado con relatos, voces,vídeos y colaboraciones. Si te animas a averiguar de que se trata clicka aquí. No te llevará más de dos minutos: https://www.youtube.com/watch?v=DlfEnINNj6Y&index=1&list=UUhgeXds_faskX1CX9o7Gl9g
Recuerda que si te gusta, compártelo con tus amigos o familia. La difusión me da la vida.

(Si este comentario no te interesa, obvialo o eliminalo. No es mi intención hacer spam, pero esta es la única forma de darse a conocer hoy día).
Dame una oportunidad y juro que no te arrepentirás.

Gracias por la atención y la paciencia, Alicia.
http://globosagua.blogspot.com

pre- textos dijo...

Yo no he escrito un libro, pero sí relatos, algunos presentados en alguna revista. La verdad como me vino todo de nuevo no me dio tiempo a buscar un pseudónimo...jejeje
Después lo he pensado varias veces, pero la verdad que no encuentro con ninguno que me haga sentir cómoda. No sé, puede que no sea tan misterioso pero de momento firmo con nombre y apellido. Un saludo, me gustó el articulo.

Maritere dijo...

Gracias Pre-textos.
Es dificil siempre encontrar uno que nos guste... yo recuerdo que cuando era una niña prácticamente me apetecía escribir y ya tenía uno, Angie Blake... luego... bueno, luego decidí usar el nombre de Angie para la protagonista de la primera novela que escribí y era un poco absurdo tener el mismo que la prota de mi libro. Así que me tuve que buscar otro... eso si, si puedo elegir, creo que a día de hoy, usaría seudónimo.

Muchos saludos!